Como Colectivo Artístico Galponero nos encontramos bajo la necesidad de comunicarles a todxs la situación del Centro Cultural y Social El Galpón de Tolosa en general, y la de lxs militantes y trabajadorxs de la cultura en particular.

Es de público conocimiento que el mismo es un espacio que fue ocupado hace ocho años por vecinxs del barrio, jóvenes artistas y militantes de organizaciones políticas, que en ese momento no estaban consolidados como organización ni movimiento social.

No consideramos que sea un dato menor, dado que actualmente se presta a la confusión la existencia, el origen y la permanencia de los diferentes colectivos y organizaciones que en el presente habitan el espacio.

Estas confusiones, producto del desconocimiento y lo dificultoso que resulta la construcción de la historia crítica y colectiva, dan pie a referirse indiscriminadamente a diferentes organizaciones que han marcado su impronta, pero que en este momento no se encuentran activamente en el Galpón, como es el caso del "Circo Social Escaramujo", identificándolo como el único referente de todo lo pertinente a la rama artística.

A saber, las personas que conformaron al “Escaramujo” hace 6 años, hoy no se encuentran en carácter organizativo dentro del Galpón, pero no dejan de ser quienes impulsaron el espíritu de los grupos que actualmente llevan adelante y conforman el Colectivo Artístico Galponero.

De esta manera el Colectivo Artístico continúa la coordinación de la rama artística y cultural, y también garantiza hasta la actualidad, el acondicionamiento, mantenimiento y mejoramiento  del espacio para que puedan realizarse todas las actividades.

El Colectivo está conformado por sujetos y grupos diversos, con diferentes trayectorias cuyo único fin es seguir organizando dichas actividades culturales y sociales.

Para dejar bien claro y no seguir alimentando confusiones hoy en el Centro Cultural y Social el Galpón de Tolosa se encuentran coexistiendo el Colectivo Artístico Galponero, La Brecha (con el Bachillerato Popular El Llamador) y el FOL a través de la Cooperativa de Trabajo Agustín Tosco (Herrería y Cuadrilla de barrido y limpieza municipal) siendo independiente el Colectivo de dichas organizaciones, tanto en los mecanismos de construcción colectiva como así también en la gestión y autogestión del espacio.

Consideramos que a pesar de las diferencias y los conflictos individuales y grupales que son inevitables en estos lugares, las rispideces deben de ser dejadas a un lado porque el objetivo principal es poder garantizar un lugar donde se acceda a la educación, al trabajo, a la recreación y a la creación artística, destinada a toda  la comunidad. Por lo tanto estamos convencidxs de que estos son los espacios donde tenemos la posibilidad concreta de construir Cultura Popular.

El Colectivo Artístico Galponero coordina múltiples y diversas acciones trabajando cotidianamente para garantizar un Espacio Abierto, aceptando diversas propuestas. Dentro del Centro Cultural y Social El Galpón de Tolosa se dictan talleres, seminarios y cursos de diferentes disciplinas artísticas.

Se desarrollan diferentes encuentros, se realizan obras teatrales, circenses, varietés, e intervenciones. Todas las actividades apuntan al intercambio de conocimiento de calidad y garantizar su accesibilidad económica. Por otro lado, articulamos con otros colectivos y llevamos nuestro trabajo por diferentes barrios e instituciones.

Promovemos el trabajo independiente y autogestivo posibilitando la realización de un productivo gastronómico y un productivo serigráfico en formación, como así también la realización de una Huerta Orgánica Comunitaria, como propuesta de ampliación a la ya impulsada por El Bachillerato Popular El Llamador.

Integrantes del Colectivo Artístico han realizado durante el 2015 Actividades artísticas con lxs estudiantes del Bachillerato Popular El Llamador en el contexto de su formación educativa, generando un lugar de intercambio y convivencia, lo cual consideramos una experiencia superadora que no hay que dejar de compartir.

Todo lo anteriormente expuesto se hace gracias a la autogestión, necesaria para tener ingresos que se reinvierten en el mejoramiento y acondicionamiento del espacio. Esto es innegable. Es visible ante cualquier mirada.

Podemos citar, por ejemplo, la colocación de ventanas, el soldado de marcos y rejas para las mismas, de una bomba de agua, el mantenimiento de las instalaciones eléctricas, iluminación exterior, las mejoras de los baños y la cocina, el mantenimiento constante del techo mediante el cambio de tejas y arreglos de canaletas y el mantenimiento cotidiano que engloba la limpieza del Galpón y del predio, entre otras.

Hechos materiales y concretos que hacen que todo lo que anima al Galpón pueda suceder cada vez de mejor manera y brindar mayor comodidad para todxs.

Tras esta presentación del Colectivo Artístico Galponero, seguiremos por reconocer los errores y realizamos una autocrítica en la cual concluimos: en la acción está el proceso de aprendizaje y éste es un camino conflictivo, por todos los condicionamientos internos y externos, pero que de ningún modo nos llevaran a la inacción; si, a rever, arremeter contra el error e intentarlo nuevamente y de la mejor manera.

Porque nuestra tarea está basada en las mejores intenciones, amamos lo que hacemos, sabemos lo que hacemos y para quienes lo hacemos, ahora estamos en la tarea de construir el mejor modo de llevarlo adelante.

Consideramos primordial y centro de este “comunicado” pedir disculpas. ¿Por qué? Porque tuvo trascendencia pública un hecho desafortunado en el cual se está mal interpretando una discusión y tergiversando las palabras de un compañero del Colectivo,  haciendo uso del nombre y la memoria de uno de los pilares fundadores del galpón.

Nunca se refirió una ofensa hacia su persona. En este contexto queremos hacer llegar nuestras más sinceras disculpas y máximo respeto a los familiares y allegados.

Otro hecho fue la pintada de los esténciles, que fue sentida como censura a la Brecha, pedimos disculpas por un accionar individual de uno de los integrantes del grupo, aclarando así que no fue de ninguna manera una decisión grupal, situación que no fue pasada por alto por el Colectivo Artístico Galponero.

Así también reconocemos que el grupo que conformamos se caracteriza por su heterogeneidad y por el respeto a la misma, lo que significa que convivimos diferentes personas con diferentes procesos. Creemos, por esto, que el mejor método de construcción es el respeto, el diálogo, la tolerancia, la no violencia, la diversidad de ideas, la participación activa y el compromiso con el espacio.

Pedidas las disculpas, queremos dejar en claro el total repudio a cualquier accionar violento.

El día 5 de Abril se realizó una asamblea por pedido de La Brecha. Dicha asamblea se dio en un contexto de violencia, de forma antidemocrática. A fuerza de gritos, amenazas, intimidación y censura se tomaron decisiones autoritarias.

De esta manera fue expulsado un integrante del Centro Cultural y Social El Galpón de Tolosa. Una persona que llegó al Galpón a finalizar sus estudios en el Bachillerato Popular El Llamador. Que una vez finalizados, decidió continuar construyendo en el espacio formándose artísticamente e impulsando el productivo gastronómico, actualmente, su fuente de trabajo.

De la misma manera amenazaron con expulsar a cualquiera que lo defendiera. Sumado a una cantidad de acusaciones que no tuvimos el espacio, ni la voz para ser aclaradas o explicadas.

Porque no podemos llamar asamblea donde sólo una parte se expresa. Porque no podemos llamar asamblea donde a cada intento de expresarnos, nos tapaban sus gritos e insultos, y el desprecio de nuestro discurso por no utilizar el mismo bagaje lingüístico de su formación política.

Porque no podemos llamar asamblea en donde se toman decisiones desde el autoritarismo, donde no se discuten puntos de vistas e ideas, donde no hay un fin resolutivo que tenga a la construcción colectiva como eje de acción. Bajo ningún punto de vista consideramos que la resolución a un problema sea la exclusión. Se está negando a la persona, a su idea, a su proceso de aprendizaje y participación, se está anulando el proceso de construcción de un sujeto político.

Nos lo afirma la historia y lo confirma el presente: la exclusión es un mecanismo de poder, de control y adoctrinamiento nefasto. No se resuelve el problema, sino que se lo oculta y elimina, sobre todo cuando esa persona ni siquiera tuvo la posibilidad de ejercer su palabra y a la cual se difamo públicamente.

En cuanto a la disputa espacial queremos dejar explicito que como Colectivo Artístico NO consideramos que el Galpón tenga “un/a dueñx”. NO queremos ni buscamos ser “lxs dueñxs “. Y con esto de ninguna manera queremos dar a entender que no reconocemos a las organizaciones que conviven en el espacio, lo crean, lo recrean, lo mantienen y le dan vida.

Proponemos una construcción en la que prime el respeto por el dialogo, en pos de objetivos comunes.

Dada la emergencia y gravedad de las situaciones llamamos a una asamblea abierta a la comunidad, el día martes 26 de abril a las 17 hs en el Centro Cultural y Social El Galpón de Tolosa (3 y 526), con el fin de generar una instancia en la que el Colectivo artístico Galponero pueda expresarse frente no solo a La Brecha, sino a toda la comunidad.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3