Ubicado en el corazón del barrio más antiguo de la ciudad, Comodoro Rivadavia (115 y 522) es uno de los pocos clubes que trabaja en el área deportiva y brinda contención social abriendo sus puertas a los chicos que no pueden pagar una cuota mensual.

Ofrece gratuitamente toda la indumentaria deportiva, el traslado para jugar en canchas rivales y cuando tiene la posibilidad, sirve una merienda gracias a las donaciones que recibe.

“Hemos visto a nenes que juegan en otros clubes y como no tenían la cuota paga no jugaban, el padre la tiene que pagar en el momento. Nosotros no lo hacemos, acá juegan aunque paguen o no paguen”, explicó Fani Cora, una de las colaboradoras.

El Club de barrio El Churrasco, no cobra cuota societaria, pero tiene un bono social de $100 para aquellos tolosanos que quieran contribuir con la inserción de más chicos y chicas.

Los vecinos acercan sus donaciones para las reformas edilicias necesarias, las actividades deportivas o la merienda, de lunes a viernes a partir de las 18:30 horas, cuando practican las diversas categorías infantiles desde los 5 años de edad en adelante. Se extiende la invitación a toda la comunidad solidaria.

La institución funciona desde hace dos años, cuando un grupo de padres se acercó al lugar y lo encontró muy deteriorado. Gracias al aporte vecinal pudieron construir los vestuarios y parte de las tribunas.

Comodoro Rivadavia integra la Liga Infantil de Fútbol Independiente Platense Amateur (Lifipa) conducida por Gerardo Telese y este año, comenzó la participación en la categoría de fútbol femenino.

La comisión directiva encabezada por el presidente Iván Martín Estrella y el vicepresidente Ariel Gorosito, comentó a Tolosa Vive que se le hace muy difícil solventar los gastos en las jornadas de partidos, porque tiene el pago a los árbitros, entre otras cosas. Sin embargo, logra recaudar con el buffet que abre los sábados mientras los chicos juegan como locales.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3