La Estación de Tolosa no está preparada para la inminente electrificación del Tren Roca. Boleterías inhabilitadas, baños derrumbados, falta de accesos a personas con discapacidad, falencias en la estructura del histórico puente y zonas aledañas abandonadas, componen el panorama trazado por un minucioso relevamiento hecho en 2009.

“Más allá de los trabajos de pintura la Estación sigue siendo la misma. Las boleterías que sufrieron un incendio en el 2003 están sin reconstruir, los baños están inutilizados, no hay acceso a personas con discapacidad, entre otras cosas”, sostuvo Pablo Pérez, referente barrial que junto a un grupo de vecinos entregó hace siete años el informe, acompañado de unas 500 adhesiones.

“Esperamos que estas cuestiones se resuelvan rápidamente ante la proximidad de la electrificación. A esto le sumamos la puesta en valor de toda la zona que se encuentra casi abandonada. Los históricos galpones derrumbados, basurales y autos abandonados componen un panorama que no es el que deseamos para recibir a la nueva línea Roca”, agregó el dirigente radical.

Por otra parte, reprochó que las formaciones 0KM traídas a la localidad hace varios meses, nunca fueron puestas en funcionamiento y probablemente se hayan desvalorizado con el tiempo.

“Personal de seguridad nos ha prohibido recorrerlas y no sabemos en el estado que se encuentran” agregó el dirigente comunitario, preocupado por la “histórica y prefundacional” Estación, que “sobrevive gracias al trabajo de los amigos del Ferroclub y demás entidades del predio, que hacen una gran tarea de mantenimiento”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3