Bajo la consigna “El hambre es inmoral”, militantes del Frente Renovador se apostaron este sábado en la esquina del tradicional supermercado en 2 y 530 para reunir donaciones de alimentos que serán repartidos en comedores, barrios humildes y hogares de niños.

“Estamos pasando momentos duros y difíciles pero nuestra obligación militante es salir a responder con soluciones y no quedarnos declamando a los cuatro vientos. Si hay hambre vamos a poner nuestro empeño en toda la ciudad para al menos poder dar una mano a quien lo necesita”, sostuvo el dirigente radical en el FR, Pablo “Colo” Pérez.

“La respuesta de la gente ha sido magnífica. Comprenden que hay muchos que necesitan de la solidaridad ciudadana y desde el FR local estamos orgullosos de poder llevar adelante este tipo de iniciativas”, remarcó Juan Zurita de la agrupación 20 de Noviembre.

Por su parte, Julia Galizzi de SUMAR informó: “Seguimos recibiendo donaciones durante la semana en la calle 44 entre 3 y 4 (Casa de la Empleada), especialmente de alimentos secos como azúcar y leche en polvo. Las necesidades en la periferia son muchas y vemos un Estado ausente”.

Ropero Ambulante

Pablo Pérez, también referente de la ONG Iniciativa Ciudadana, recorrió durante el mediodía de este domingo, el asentamiento ubicado a la vera del arroyo del Gato en la localidad de Ringuelet. Allí entregó abrigo a familias necesitadas, que fue donado al “Ropero ambulante”.

“La semana próxima estaremos en el sur de la ciudad. La cifra de entrega ya debe rondar cerca de 300 bolsones de ropa, en estos cuatro meses de Ropero Ambulante y vamos por más. Hay muchas necesidades y tratamos de aportar desde nuestro lugar llegando a quienes no la están pasando bien”, finalizó Pérez.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3