Este miércoles a las 19, vecinos de la zona concentraron finalmente en 117 y 532 para protestar contra la creciente inseguridad que no sólo azota este barrio, sino también otros tantos de la región que incluye Tolosa y el Casco Urbano.

Liderado por una “reja insegura” que sostenía el referente barrial Pablo “Colo” Pérez durante cada semáforo en rojo, un centenar de personas con carteles se manifestó en repudio ante la inacción de las autoridades municipales y de las fuerzas de seguridad, que se traduce diariamente en hurtos, asaltos y escruches (saqueos de viviendas) a sólo metros de la Comisaría Sexta.

En tal marco, Tolosa Vive consultó a los presentes el motivo de su participación. Víctimas o no, todos coincidieron en decir “basta” sobre la avenida 532, aprovechando la afluencia de automovilistas que bajaban de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Al ritmo de los bocinazos, lograron captar la atención hacia una problemática que hasta el momento sólo obtuvo “parches” por parte de la Policía, pero ninguna solución integral. Exigieron más patrullaje y cámaras en los corredores escolares, entre otras medidas necesarias.

Nélida, 118 y 529

Este lunes entraron al garaje de mi casa al lado del Jardín de Sofía. Alrededor de las 16:30 horas abrí el portón miré y no había nadie, me subo al auto y cuando voy a cerrar la puerta para arrancar y sacarlo veo una mano que me pone el arma en el hombro.

Eran dos, uno de mi lado y el otro del lado del acompañante. El que me puso el arma me dijo ‘quedate tranquila que no te va a pasar nada, dame las llaves’. Yo buscaba la alarma vecinal y cuando la estaba por apretar, el otro me la sacó. En eso empecé a tocar bocina, me decían ‘no hagas eso’, seguí tocando, me agarraron la cartera, me sacaron del bolsillo un monedero y se fueron corriendo hacia 528.

Hice la denuncia y resulta que son cuñados, tienen 18 y 19 años y viven en Ringuelet.

Con los vecinos de mi barrio estamos comunicados y nos reunimos, pero hoy vine para ayudar, para que nos juntemos todos los grupitos a ver qué pasa.

Carlos, 118 y 530

Con mi mujer y mi hija sufrimos dos asaltos en el último año y medio, por suerte no hubo heridos pero fueron momentos de muchos estrés. A todos los vecinos de la cuadra nos han asaltado en mayor o menor medida. De vez en cuando participo de las reuniones.

Ester, 33 e/ 116 y 117

Yo no soy de Tolosa, pero cuando supe de la protesta decidí venir y suelo participar de las reuniones porque a mí me tocó y no quiero que le toque a nadie más. Me robaron el 4 de diciembre a mano armada en mi casa, a mi yerno lo agarraron y lo tuvieron con un revolver, llamamos al 911 pero cuando vinieron ya era tarde. En mi puerta tengo cuatro llaves, no puedo vivir como un pájaro quiero una libertad sana, poder salir a la calle, hacer un mandado.

No sé qué está pasando, porque los delincuentes siempre son los mismos, andan en moto, agarran la Autopista. Me da lástima que hagan esto los pibes jóvenes. A mi hija la han asaltado estando embarazada, la empujaron contra la reja y la dejaron sin nada.

Damián, 530 y 116

Vengo a apoyar la protesta porque ya no se puede ni salir a la calle, uno está mirando para todos lados, cuando hace las compras o saca los residuos. Gracias a dios a mí todavía no me pasó nada, aunque en mi misma cuadra ya hubo tres hechos delictivos. Hace dos días atrás, en esta misma avenida en la que nos estamos manifestando, a mi suegra, una señora mayor de 60 años la tiraron al piso para robarle y no voy a esperar a que me pase algo a mí.

Como no tenemos respuestas cuando vamos a la Comisaría, cuando llamamos al 911, nos vinimos a manifestar de manera pacífica, sin cortar la calle ni perjudicar a nadie.

Romina, 116 531 y 532

Vivo con mi hermano y gracias a dios no nos ha pasado nada, pero vinimos porque a veces llegamos tarde de laburar y tenemos miedo. En una semana, a una cuadra de casa robaron tres veces, dos tipos entraron a una casa donde la dueña estaba con sus hijos. Vivimos con miedo y estamos apoyando a los vecinos para ver qué podemos hacer entre todos.

Jimena, 117 y 532 (kiosco)

Soy de Villa Castells pero hace 11 años tenemos este kiosco. Por suerte este último tiempo no tuvimos ningún episodio de inseguridad, pero atendemos por la ventanilla con miedo. A veces vemos que pasan en moto con actitud extraña y siempre nos enteramos de algún robo, cada día hay más.

Exactamente recién, la hermana de una vecina que vive por 116 me contó que le robaron ya 47 veces, dos en esta semana.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3