Este lunes a las 16 horas, el secretario municipal de Seguridad, Daniel Piqué, mantendrá finalmente un encuentro con vecinos preocupados por el aumento del delito en la zona que va desde la bajada de la Autopista hasta el corazón de la Localidad.

La cita se da en el marco de un masivo cierre de negocios en la región, debido a los reiterados robos que junto a la crisis económica que atraviesa el país, han obligado a sus dueños a bajar las persianas en búsqueda de otra salida laboral menos riesgosa.

“Hay que defender a los pequeños y medianos comerciantes que con tanto esfuerzo trabajan, pagan sus impuestos y se ven absolutamente desprotegidos. Esta situación no se tolera más”, manifestó Pablo Pérez, referente barrial y miembro de la asamblea vecinal Tolosa Dice Basta.

Luego de varias reuniones en el Refugio del Ángel, residentes, comerciantes e instituciones cansados del flagelo de la inseguridad, elaboraron un petitorio que elevarán a las autoridades para su pronta resolución.

En el documento se solicitan entre otras cosas, cámaras de seguridad para el corredor escolar en torno a la parroquia Nuestra Señora del Carmen, así como también un plan de contención social en los barrios más afectados por la pobreza.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3