Tradicionalmente desde 1962, en Tolosa se celebra el Día de la Madre en el Monumento de calle 117 y 529. Pero este domingo, los vecinos se encontraron con un triste cuadro: el deterioro de la figura ante la falta de mantenimiento.

Como cada año, la Comisión Permanente del Monumento a la Madre convocó a realizar un pequeño homenaje a las 11 horas, que incluyó unas palabras alusivas, una ofrenda floral al pie de la escultura y la firma del libro de actas original.

Esta vez, los presentes -entre los que no figuró ninguna autoridad municipal- transmitieron su malestar debido a que en una jornada muy especial para la comunidad lindera, tanto la obra del escultor Ramón Peralta como la rambla donde está ubicada, se hallaban descascaradas, con pastizales y moho, “en una desidia total”.

A tal efecto, se decidió convocar una reunión para este jueves a las 20 horas en la Biblioteca Popular Mariano Moreno (1 #356 528 y 529) con el fin de organizar la puesta en valor del monumento, entre todos los vecinos que deseen sumarse.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3