Personal de las direcciones de Inspecciones y Tránsito pertenecientes a la Subsecretaría municipal de Convivencia y Control Ciudadano desarrollaron en la noche del domingo exámenes de alcoholemia en avenida 7 esquina Antártida (Tolosa) y en camino Centenario esquina 514 (Ringuelet).

Al respecto, los inspectores a cargo detallaron: “Los controles arrojaron como resultado el secuestro de un vehículo, cuyo conductor no pasó el control de alcoholemia”.

“Además, se retuvieron cuatro licencias, sin traslado de los vehículos ya que acompañantes en condiciones se hicieron cargo de conducirlos”, agregaron sobre un total de 130 automóviles registrados.

Reforzamos este tipo de controles en pos de resguardar la seguridad vial en la ciudad y de asegurar que quienes conduzcan lo hagan de manera prudente y en uso total de sus capacidades”, concluyeron desde el área municipal.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3