La vecina Inés Cornejo se comunicó con Tolosa Vive para informar sobre una problemática que no sólo afecta a su vivienda de la calle 523 entre 6 y 7, sino también a otras del mismo barrio, luego de cada precipitación.

El 1° de noviembre, cuando amainó la tormenta, desde los baños de su hogar comenzaron a brotar aguas cloacales de manera alarmante; por la mañana y por la tarde. Pese a los esfuerzos del plomero contratado, el inconveniente no pudo solucionarse, “fue imposible porque las colectoras están tapadas”.

“Desde ese día hasta ayer fueron saliendo desde mi cámara séptica hasta la calle todo tipo de líquidos y excremento. Hoy, si bien el derrame externo paró, no puedo usar los baños y temo a la lluvia” comentó Cornejo apesadumbrada, respaldando su relato con imágenes preocupantes.

Tras afirmar que la escena se volvió habitual ya que las cloacas “siempre desbordan por algún vecino”, y que por ejemplo la avenida 7 entre 523 y 524 sufre derrames frecuentes; manifestó la necesidad de que el Municipio intervenga ante la empresa ABSA, para exigir el mantenimiento que ya escapa a su bolsillo y responsabilidad.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3