Este viernes, una vecina de 17 524 y 525 denunció la inseguridad que atraviesa su barrio. En diálogo con Tolosa Vive consideró que la zona está “liberada”, teniendo en cuenta que las fuerzas policiales no dan señales pese a las reiteradas denuncias al 911 por robos, y pidió intervención de la Secretaría municipal de Seguridad.

“Frente a mi casa, toda una manzana está compuesta por casas sociales para jubilados, que dependen de la Provincia. Están solos, pobres viejos, de noche son víctimas de jóvenes drogados que se juntan, rompen las luces del Parque que rodea las casas para meterse: en algunas entran y roban” contó Mónica, preocupada.

Seguidamente, informó que “hace unos meses murió un jubilado y la casa quedo desocupada. Se metió una mujer con tres chicos, no sólo que es adicta sino que también vende drogas. Además anda todo el día mendigando para comprar cerveza y más estupefacientes. Los chicos, descalzos, llorando, piden comida a los jubilados. Es una tortura para esta gente”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3