En una reunión que comenzó a las 19 horas –aunque pautada para treinta minutos antes– los habitantes de la localidad se reunieron en la delegación municipal con las autoridades correspondientes, para hablar sobre la inseguridad, flagelo que azota al barrio desde hace años.

El edificio Sinforiano Paladino ubicado sobre la calle 528 bis, fue testigo este jueves 14 de una acalorada jornada cívica, donde medio centenar de tolosanos expuso sus disconformidad en cuanto al accionar policial frente a hechos delictivos.

El delegado municipal Sergio Sarlo, fue quien comenzó con el debate, secundado por distintos funcionarios, entre los cuales se destacaban la presencia del secretario de Seguridad Daniel Piqué, del jefe de la policía local Martínez Paz, y del mismísimo comisario de la Sexta seccional, Julio Sáenz.

Los vecinos tomaron la palabra y la crítica principal fue dirigida hacia el desempeño de la policía municipal, a quien se responsabilizó por recorrer la zona comercial y no tanto la periferia, donde varios hechos delictivos ocurrieron en las últimas semanas. Además hicieron hincapié en el escaso accionar de las patrullas.

Otro de los cuestionamientos fue sobre las cámaras de seguridad dispuestas en diversos puntos y su inutilidad a la hora de combatir el delito; ya que uno de los vecinos aseguró tener registradas las imágenes de quienes lo habían asaltado, pero estas no se usaron para resolver el caso.

Piqué fue quien más dialogó con la gente. Afirmó que la primera camada de policías municipales –hoy en actividad– realizará un curso de capacitación y se comprometió a enmendar los planteos presentados.

Por su parte, los vecinos lamentaron haber esperado un mes y medio para forjar un encuentro que “no debería haber tardado tanto”.

Si bien la reunión tuvo momentos de tensión, siempre se dio en un marco de educación y respeto, tanto del lado de los tolosanos como de los responsables de brindar seguridad en la localidad.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3