Este miércoles a las 17 horas, se realizará el 42° homenaje al dirigente del Partido Comunista Revolucionario (PCR) Enrique Rusconi. El encuentro será en el mural conmemorativo de calle 116 e/ 528bis y 529, sitio donde fue asesinado el 7 de diciembre de 1974, frente a su casa.

A la vista de su compañera y sus dos pequeñas hijas, una banda golpista lo mataba, en momentos en que Enrique, junto al Comité Zonal, encabezaba en La Plata la denuncia del golpe de Estado que se preparaba en nuestro país. La consigna del Comité Central del PCR era: “No a otro´55. Unirse y armarse contra los golpistas pro yanquis y pro rusos”.

Rusconi fue un patriota, antigolpista y comunista revolucionario, que denunció el carácter proimperialista del golpe que se avecinaba, sin dudar en marcar a fuego el papel tanto de los yanquis como de los revisionistas rusos.

Como planteó Otto Vargas, secretario general del PCR, en un homenaje en esos años “la línea divisoria en la Argentina, pasaba entre los que estaban a favor o en contra del golpe de Estado”, y describió: “Rusconi fue uno de esos hombres que llevan sus ideales en la sangre, y por eso dan la sangre por esos ideales”.

En mayo de 1975 eran asesinados Ana María Cameira, David Lesser, Carlos Polari, Herminia Ruiz y Guillermo Guerini. Ya en Julio del 77 sería desaparecido Yiyo Andreani. Fueron parte de los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos lucharon por un país sin represión y sin explotación.

La valentía de Enrique, que denunció a sus asesinos, fortaleció en aquellos años la dura batalla antigolpista encabezada por el PCR y se transformó en ejemplo para todas las generaciones de clasistas y comunistas revolucionarios que siguieron levantando orgullosos las banderas de la victoria de la Revolución de liberación nacional y social que Enrique defendió hasta el último instante de su vida.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3