En vísperas de año nuevo y la tradicional quema de muñecos, el Municipio intervino ante los momos que no cumplían las condiciones necesarias para garantizar la tranquilidad y seguridad de los residentes cercanos, así como del público que asista al espectáculo para recibir el 2017.

En el marco de los controles que la Subsecretaría de Convivencia y Control Ciudadano lleva adelante, inspectores de la comuna tomaron medidas preventivas sobre las estructuras ubicadas en distintos puntos de la ciudad como Altos de San Lorenzo, Tolosa y el Casco Urbano.

Según se indicó, los motivos remiten al tamaño y la ubicación que, de acuerdo al decreto N° 2039/2008, no puede exceder los 6 metros de alto, 3 metros de ancho y 3 metros de largo; y debe respectar una distancia de tres veces su altura en relación al asentamiento; respectivamente.

En la esquina de 4 y 531, un muñeco obstruía el paso de los autos, produciendo desorden en la vía pública y descontento entre los vecinos del barrio que presentaron reclamos ante el Municipio porque sus responsables prendían fuego durante la noche. 

En ese sentido, la comuna les notificó que debían moverlo hasta la avenida 32 y, ante la negativa, la estructura fue removida de la vía pública. 

Desde la Subsecretaría de Convivencia y Control Ciudadano remarcaron que los controles continuarán hasta momentos antes de la quema, el mismo 31 de diciembre, y que los vecinos que detecten alguna irregularidad vinculada con los muñecos pueden denunciarla las 24 horas al 0800-999-5959.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3