Este lunes en horas de la mañana, un tren de carga perteneciente a la empresa privada Nuevo Central Argentino (NCA) descarriló a la altura de 116 y 527. Pese a que no hubo heridos, los vecinos se mostraron preocupados por la peligrosidad del hecho.

“Hace más o menos seis meses habíamos advertido esta situación, que las vías no dan más. Los propios maquinistas lo dicen”, expresó Pablo Pérez, dirigente radical y residente de la zona, quien se comunicó con Tolosa Vive para alertar sobre lo ocurrido.

Y mencionó: “Habíamos enviado una carta a la Comisión Nacional de Regulación y Transporte pidiéndole información sobre qué tipo de seguridad estaba garantizada para que el tren circule por el ejido urbano”.

Finalmente, lamentó: “Nunca nos respondieron y algún día va a ocurrir una tragedia como hace un tiempo cuando el tren de carga se llevó por delante un micro”. 


En esta sección

pub1
PUB2
pub3