Pese al decreto presentado por el concejal Oscar Vaudagna, que se aprobó en 2016 pidiendo “estricto cumplimiento”, la Ordenanza Municipal N° 10.165 que establece que las farmacias de turno deben disponer de un espacio semicubierto para protección de los clientes; lleva 11 años sin ponerse en práctica.

Según explicó el edil, “en virtud de los continuos reempadronamientos desde que fue promulgada en 2006, todas las farmacias del partido se encuentran comprendidas por esta norma y al realizar ese trámite, los locales debieron presentar la adecuación edilicia que les exige la ordenanza”.

“Teniendo en cuenta el espíritu de la misma y en el marco de la ley 10.606 que en su artículo 9° establece que toda farmacia está obligada a cumplir horarios de turnos, servicios nocturnos o de días feriados que establezca la autoridad sanitaria, para asegurar la continuidad de las prestaciones que brinda, dentro y no fuera del local, es que solicitamos al Ejecutivo estricto cumplimiento”, sentenció.

Cabe recordar que el pedido de Vaudagna tuvo lugar a raíz de que un gran número de farmacias platenses no cuentan con un espacio que resguarde a los clientes de las inclemencias del tiempo.

Durante la noche o los días feriados, cuando las temperaturas son bajas o llueve, esos comercios mantienen a la gente afuera y, por lo general, durante largos minutos.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3