Se trabaja intensamente en la elevación de los andenes a la altura que requerirá el tren eléctrico de la línea Roca, en la Estación ferroviaria de Tolosa.

Durante toda la semana, un gran número de operarios también se ocupó de la terminación de instalaciones para los cables eléctricos que alimentarán la tensión.

La obra continúa pese a que el Juzgado Federal de Quilmes realizó un pedido de informes a Ferrocarriles Argentinos para decidir si da curso al amparo y suspende el servicio, hasta que se realicen las obras que garanticen la vida e integridad física de los alumnos del Colegio María Teresa Pereyra, en Villa Elisa, quienes están en su totalidad obligados a cruzar las vías a la entrada y a la salida del establecimiento.

Reunión con el defensor del Pueblo

El pasado 27 de marzo, la Comisión pro Soterramiento, integrada por vecinos -entre ellos arquitectos e ingenieros- mantuvo un encuentro con el defensor del Pueblo de la provincia de Buenos Aires, Guido Lorenzino, a quien le entregó un petitorio.

A través del documento, exigieron celeridad para analizar un inminente error irreparable en el marco de las obras proyectadas para la electrificación del corredor ferroviario del ramal Constitución-La Plata.

Teniendo en cuenta que el tramo desde Estación Tolosa a La Plata atraviesa la ciudad partiéndola en dos, este grupo sigue alzando su voz ante las autoridades para evitar las consecuencias urbanísticas que provocarán innumerables accidentes con pérdida de vidas y otros siniestros posibles, debido a la complejidad de la zona.

La velocidad y frecuencia que tendrá el servicio de trenes, también derivará en el aislamiento de unos cinco colegios con aproximadamente 3000 alumnos, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen y la Comisaría Sexta, instituciones que perderían conexidad fluida entre ambos lados de la vía.

Alegando que el paso bajo nivel que se busca construir en la conflictiva esquina de 1 y 32 no solucionará el problema del tránsito sino que será un gran obstáculo para los vecinos; afirman que la misma situación de riesgo se dará en el paso de 1 y 38 donde se encuentran otros tres establecimientos escolares, además de los de calle 2 y 33 (Enseñanza especial) y 4 esquina 35.

Acompañaron el pedido con una planilla de 10.000 firmas apoyando la moción en 2016, 3.000 adhesiones recolectadas en la web Change.org, un resumen de los derechos constitucionales afectados y un plano descriptivo de circulación irracional forzada por el proyecto apelado.

También presentaron un proyecto alternativo más viable y estadísticas de accidentes ocurridos de la Seccional Tolosa de La Fraternidad (Sindicato ferroviario).

Asimismo, dejaron copia del Decreto Nacional 1183/05 para la realización del soterramiento como parte de la electrificación, y un pedido municipal del predio lindero a la Estación tolosana, para erigir la Terminal de ómnibus con el tren bajo tierra.

Finalmente, pidieron que la Defensoría intime a la Universidad Tecnológica de La Plata para que entregue los estudios ya realizados y pagados por la Municipalidad, del proyecto de factibilidad y construcción del tramo soterrado que se encuentra en su poder y se niegan a presentar, con argumentos falaces.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3