En la madrugada de este viernes, el Centro Comunal de Tolosa (3 y 528) nuevamente fue blanco del vandalismo que en cada campaña electoral comienza a naturalizarse entre la ciudadanía platense.

Tal como ocurrió a principios de marzo, el frente de la Delegación municipal amaneció grafiteado con un conocido eslogan político.

A esta altura del año, las inscripciones con aerosol que son moneda corriente entre las diagonales, dejan de ser atribuidas a inspirados adolescentes callejeros sin ocupaciones, sino más bien a los múltiples sectores políticos que se disputan el distrito de cara a las elecciones legislativas de agosto y octubre.

Esta vez, el mensaje claramente dirigido a la actual gestión de Cambiemos representada en la figura del delegado comunal, Gonzalo Colman, también pertenece a la militancia de los hermanos Bruera.

En su descargo, Colman repudió el nuevo hecho recordando que “este es un edificio público y se debe respetar porque es un espacio común a todos los vecinos”.

Para concluir, observó la necesidad de “cambiar la mentalidad y dejar de pintar paredes porque no sirve, no suma sino que perjudica”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3