Con gran convocatoria se realizó este martes por la mañana una exitosa movilización sobre calle 1 partiendo desde la plaza de 38 hasta la avenida 32 para dar mayor visibilidad a la problemática que acarrería el inminente arribo del nuevo Tren Roca electrificado en la región.

Vecinos del Hipódromo y de la Estación tolosana, de Ringuelet y barrio Norte, se unieron en reclamo por el soterramiento. “La marcha fue muy buena, la gente que nos acompañó es la que está tomando conciencia de la problemática que día a día va a ir profundizándose cada vez más”, explicó Carlos Di Gilio, de la ONG Vía Tolosa.

“Fue una clara expresión pacífica y democrática de lo que piensan los vecinos de los barrios que más se verán afectados por un proyecto oficial que deja muchas dudas”, analizó sobre el afluente de ciudadanos que se movilizó este feriado que conmemora a la Bandera argentina.

Di Gilio destacó el pronunciamiento de los manifestantes a favor de otra propuesta, cuyo antecedente inmediato es “lo que se está haciendo en Capital Federal con el soterramiento del Sarmiento y el nuevo proyecto que ya comenzó, para soterrar desde Constitución y otras líneas en combinación hacia el Obelisco. Lo que plateamos para La Plata es mucho más económico”.

Por su parte, Paula Lambertini, vecina de diagonal 80 y 118 que también integra el Espacio Cultural Tita Merello, remarcó la multitudinaria caminata que acompañaron concejales locales como Pedro Borgini, Lorena Riesgo, Marcela Farroni, Florencia Saintout y Gastón Crespo.

“En Barrio Hipódromo estamos muy preocupados porque la gobernadora y la Municipalidad establecen que en 1 y 32 van a hacer un pozo para que los autos pasen por debajo de la vía, pero sabemos que no existe un proyecto oficial para 1 y 38. También tenemos cruces peatonales en cada esquina desde calle 33 hasta 37 que se cortarían, ya que el tren pasaría con mucha frecuencia”, sostuvo.

Y continuó: “Estamos a favor del proyecto de soterramiento desde Tolosa a 1 y 44. Nos preguntamos por qué se pueden soterrar 200 cuadras en Capital y no 22 en La Plata”.

“En Barrio Hipódromo hicimos una reunión el 10 de junio a la que invitamos a autoridades municipales con firma de más de 100 vecinos esperando que vinieran a contarnos el proyecto oficial y las alternativas para que podamos cruzar de un lado a otro”, contó Lambertini.

No nos olvidemos que hay dos hospitales públicos que son cabecera del SAME, el Rossi y el Gutiérrez, además de las escuelas”, mencionó citando además el caos en que se convertiría la bajada de la Autopista.

Seguidamente, lamentó: “Aún hay vecinos que creen que el sistema de barreras y pasos peatonales va a seguir igual con el tren eléctrico, así que todavía nos queda un gran trabajo por hacer para concientizar a los vecinos”.

A Fernanda Núñez, de 38 e/116 y 117, la marcha le resultó “provechosa, porque todos juntos podemos lograr que las autoridades entiendan que la ciudad no debe estar dividida sobre todo con el aumento demográfico que ha tenido Barrio Hipódromo, que es la entrada a la ciudad, la llegada a través de la Autopista. Que el tren nos cierre el paso provoca caos en todo el barrio, no sólo en 1 y 38”.

También en diálogo con Tolosa Vive, el dirigente radical Pablo ‘Colo’ Pérez, expresó: “Le pedimos al intendente Julio Garro y el ministro nacional de Transporte Guillermo Dietrich que revean la entrada del tren a la ciudad”.

“Decimos claramente que si el tren Sarmiento puede ser soterrado en una longitud de 20 kilómetros, entonces sólo los 2 km que nosotros necesitamos son una obra que nos merecemos. No sólo los barrios a los que afecta directamente la vía de calle 1, sino a toda la ciudad para que esté integrada”, concluyó el referente tolosano.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3