Marina, una vecina de la zona de 523 y 28 se comunicó con Tolosa Vive para informar que el basural crónico en la mencionada esquina, sumado a la falta de limpieza en la zanja, no sólo produce un olor nauseabundo sino una creciente plaga de ratas.

“Llamé a Espacios Públicos, al 147 (Reclamos Vecinales), a Zoonosis, a la Subsecretaría de Centros Comunales y a la Delegación tolosana” contó, lamentando que a dos meses de iniciados sus reclamos aún no fueron escuchados.

Consideró que “hay que poner un tacho de basura grande en esa esquina, ya que todos tiran ahí y los perros destrozan. Hay que desratizar profundamente y limpiar con máquina de pala los restos de residuos. También pedir a la inmobiliaria Moragues que limpie y corte el pasto de sus terrenos”.

Preocupada por la cantidad de ratas vivas y muertas que se ven en el barrio a causa de la falta de saneamiento, lamentó que desde Zoonosis le hayan dicho que ellos no se encargan de desratizar. Desde el Municipio la derivaron a la Delegación, donde hasta el momento no obtuvo respuestas favorables.

Según detalló, los trabajadores cooperativistas limpian diariamente, pero los vecinos vuelven a tirar su basura en la esquina. Dado que allí los perros rompen las bolsas que a su vez atraen a los roedores, remarcó la necesidad de que se coloque un cesto comunal, lejos del alcance de los animales. 


En esta sección

pub1
PUB2
pub3