La concejal del Radicalismo en Cambiemos Florencia Rollié presentó un proyecto de Decreto ratificando el texto de la LOM (Ley Orgánica Municipal) y su aplicación para la obra de 1 esquina 32, al que añadió un dictamen técnico afirmando que la misma es irrealizable.

Según el Art.27 Inc.2, “corresponde a la función deliberativa municipal reglamentar el trazado, apertura, rectificación, construcción y conservación de calles, caminos, puentes, túneles, plazas y paseos públicos y las delineaciones y niveles en las situaciones no comprendidas en la competencia provincial”.

Se entiende que “la obra del cruce bajo nivel en 1 y 32, licitada en forma pública por organismos nacionales y con desarrollo hasta las calles 117 y 4 de la ciudad de La Plata, que incluye más de 5 has. de terreno público municipal, se encuentra dentro de su propia jurisdicción y por tanto sujeta a lo prescripto por el Artículo anterior del presente Decreto”.

Se ratifica de esta forma que el Concejo Deliberante debió haber autorizado dicha obra en forma expresa en los términos que la legislación así lo determina.

Pero además, la edil agregó un informe profesional pormenorizado encargado por los vecinos preocupados por el impacto de esta obra al ingeniero Miguel Úngaro, especialista de reconocida trayectoria a nivel nacional, quien concluye que por cuestiones de carácter técnico que no han sido consideradas en el proyecto que se está licitando, es irrealizable.

Rollié se hizo eco en los fundamentos del proyecto de todas las razones que hace ya más de un año la comunidad viene esgrimiendo acerca del impacto para la ciudad que significa el ingreso del Ferrocarril a 1 y 44 como en 1882, consolidando definitivamente la fractura urbana de la ciudad con sus implicancias económicas, sociales y funcionales.

Agrega que para la toma de dicha decisión jamás se ha considerado la opinión del pueblo de la ciudad a través de una Audiencia Pública y tampoco a través de sus representantes, de acuerdo a lo que marcan nuestras Constituciones Nacional y Provincial, así como la Ley Orgánica de las Municipalidades.

La concejal explicó que no se ha abierto el tema a la participación de las distintas organizaciones técnicas y profesionales para la búsqueda de la mejor solución a un problema más que centenario.

Rollié manifestó que resulta al menos llamativo que un grupo de ingenieros, con el padrinazgo de las autoridades de la Facultad de Ingeniería (UNLP), se obstinen en cerrar la discusión, aparentemente alentados por la facturación de posibles honorarios profesionales, antes que considerar la implicancia estratégica y urbana que dicha obra tendrá en el funcionamiento y desarrollo de la ciudad del futuro.

Finalmente, recordó que “todos seremos responsables, por acción o por omisión, de la forma en que se lleve a cabo esta obra y sus consecuencias futuras, y al menos por eso deberíamos no sólo manifestar el interés, sino fundamentalmente cumplir con nuestra obligación”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3