En el marco de un escruche, modalidad de robo en viviendas momentáneamente deshabitadas, este domingo una familia perdió todas sus pertenencias de valor. El hecho fue descubierto a la madrugada, cuando los ocupantes encontraron la casa totalmente desordenada y una ventana abierta.

Ocurrió en 529 entre 12 y 13. Delincuentes ingresaron a través de la cocina, revolvieron todo y se llevaron $6.000, una notebook, un televisor LED de 42 pulgadas, botellas de whisky importado, ocho perfumes, una valija, un bolso de viaje y joyas de oro, plata y acero quirúrgico valuadas en $300.000.

Días antes, a pocas cuadras del hecho dos menores de edad habían sido descubiertos por la policía huyendo de una casa. Uno escapó, el otro fue detenido y entregado a sus padres.

Cabe alertar a la comunidad sobre el aumento de esta modalidad en época estival cuando las familias vacacionan fuera de casa.

Esta vez, cuando los efectivos de la comisaría Sexta y del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) arribaron tras un llamado al 911, ya era demasiado tarde para dar con los malvivientes.

Investiga el episodio la UFI Nº 9 de Autores Ignorados, con apoyo de la DDI y peritos de la Policía Científica. 

(Fuente: Hoy)


En esta sección

pub1
PUB2
pub3