Finalizadas las obras de remodelación en la plaza Martín Iraola de 2 y 530, los vecinos del barrio manifestaron su preocupación por la peligrosidad del cordón de cemento que delimita la zona de juegos, tanto para niños como ancianos que pasean diariamente.

La conchilla usada por los cooperativistas municipales para rellenar el espacio donde se ubican los juegos también fue punto de conflicto teniendo en cuenta la cantidad de perros que circulan por el predio y utilizan el material mencionado para hacer sus necesidades.

Cruzando las vías, en la plaza Nuestra Señora del Carmen de 115 y 530 también comenzaron las reformas y se espera que culminen para el 20 de diciembre, día en que se realizarán los festejos por el aniversario de Tolosa.

Otra problemática que detectaron los vecinos es que se han plantado diversas especies de plantas, pero nadie sabe quién se encargará del mantenimiento periódico. “Hace 10 días las plantaron pero debido a las altas temperaturas y la escasez de lluvia se están secando”, comentaron.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3