“Tolosa es el lugar de mi vida, lo he pintado en una pared cuando fui delegado municipal. Creo que el barrio tiene tres tipos de gente: el que nació acá y quiere a Tolosa, el que vino y la quiere tanto como si hubiera nacido, y el otro al que no le importa”.

Así definía a los tolosanos Rubén “Chuby” Leguizamón, dirigente local del Partido Justicialista, a 57 años de su ingreso en la política.

Con dos mandatos cumplidos como concejal (1987-1995) y la experiencia de haber ocupado el cargo de intendente interino reemplazando en aquel entonces a Julio Alak, admite haber estado “proscripto en la gestión de Pablo Bruera”.

“Con el peronismo dividido en varias fracciones, creo que los gerontes tenemos la obligación de aportar todo lo que podamos para unificar” aseguró el en diálogo con Tolosa Vive y observó que el sector en La Plata “está prácticamente acéfalo”.

“Nadie tiene el peronómetro, pero hay quienes militan por vocación, sentimiento; y quienes solamente militan por un sueldo, como en todo partido político. El peronismo es un movimiento con gente que piensa como derecha, como centro y como izquierda” reconoció.

E indicó: “Muerto Perón es muy difícil encontrar un conductor que represente a todos. La política es una pirámide en cualquier partido, está quien conduce, los cuadros primarios, intermedios, secundarios y la base”.

Aquel primer amor

Sobre su incursión en la política y más específicamente en el justicialismo evocó: “Nací en el Barrio de las Mil Casas (523 3 y 4), a una cuadra vivía un señor que se juntaba con otros a escuchar discos de pasta del general Juan Domingo Perón. Yo me quedaba calladito y me dejaban escucharlo. Ahí empezó el sentimiento, me gustaba lo que decía”.

Consultado por su militancia a través de las décadas pese a resoluciones y dirigentes con los que no haya comulgado, mencionó haber acompañado la elección de Carlos Menem sólo por acatar el verticalismo del partido, y marcó sus diferencias con Cristina Fernández aunque con Néstor Kirchner se sintió “más cercano”.

“Sin embargo no niego los derechos adquiridos que fueron muchos, más allá de los graves errores cometidos” opinó sobre la gestión de la ex presidenta, y se mostró a la espera de que la Justicia cumpla como con su tarea de la manera más objetiva posible.

“Los grandes medios de comunicación hablan de Lázaro Báez para tapar todo lo que pasa en el país como la inflación, el desempleo y la inseguridad. La gente no se olvidó de la inseguridad sino que ahora le preocupa más no tener para comer” opinó.

Militancia ayer y hoy

Al pedido de comparar la prédica política de su juventud con la actual, respondió aclarando que las épocas fueron distintas: “Lo nuestro era tiza y carbón, salir a pintar cuando conseguíamos pintura, a entregar panfletos hechos a mimeógrafo, algo que está en el museo. Hoy los chicos están más evolucionados, a través de internet tienen más facilidades y a su vez están más preparados que nosotros”.

Seguidamente, el entrevistado recordó cuando junto a compañeros y vecinos fundó dos unidades básicas, “centros de opinión política” donde actualmente se siguen reuniendo los miércoles a la tarde y sábados a la mañana: Esencia Tolosana (4 y 525) y Renacer Tolosano (17 529 y 530).

Al mencionar esta última institución, criticó el estigma que tiene el barrio al que llaman peyorativamente Favela: “Siempre discuto esto porque ningún argentino tiene relación con la Favela de Brasil. Es un barrio de condición humilde, hay que tenerle respeto a la gente”.

“Muchas veces el que juzga viene de un escritorio y jamás pisó una cuota de barro. Para saber lo que significa la pobreza, en algún momento algo tenés que haber padecido” descargó, introduciendo el tema de la Seguridad que se verá desarrollado en la segunda parte de este interesante reportaje.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3