Los vecinos que propusieron subastar los móviles policiales arrumbados en el predio tolosano de 528 y 2, manifestaron su sorpresa y preocupación cuando vieron un camión mosquito llegando al lugar cargado con una camioneta modelo Amarok del año 2016.

“La verdad resulta increíble lo que vimos cuando llegó este móvil que no debe tener más de dos años. Nos preguntamos cómo han utilizado esta unidad para tener que llevarla a compactación. O aquí hay una absoluta desidia o tal cual señalamos y denunciamos, detrás de esto se esconde alguna cuestión poco clara”, señaló Pablo Pérez de la ONG Iniciativa Ciudadana.

Cabe recordar que la propuesta elevada por nota a la gobernadora María Eugenia Vidal solicita que los 1874 móviles policiales destinados a compactación por supuesta inutilización se subasten públicamente con la participación del tribunal de Cuentas y la UNLP.

“Grabamos muchos patrulleros con faltantes de autopartes inexplicables como tres camionetas sin llantas ni cubiertas modelos 2015, grabamos y fotografiamos faltantes de todo tipo, hasta de motores, pero la llegada de un vehículo modelo 2016 para compactar nos sorprendió e indignó”, expresó el vecino.

“No podemos entender cómo pueden destruir un móvil que no llega a tener ni dos años de uso”, concluyó Pérez consternado por el gasto público que significan la compra y compactación de los vehículos, inversión que necesita con urgencia la provincia en materia de Seguridad.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3