A la Dirección de Automotores de la Policía de la Provincia Buenos Aires ubicada en 2 y 528, siguen llegando patrulleros desarmados para compactar, aunque no pasan los dos años de antigüedad.

Llegan del Comando de Prevención Comunitaria de Mar del Plata, sin llantas, sin motor; de la Policía Rural; de la Jefatura Departamental de La Matanza; y de Carmen de Areco, entre otras ciudades.

Desde Iniciativa Ciudadana (IC) iniciaron un reclamo a comienzos de este año, el N° 95815. La incógnita que perdura es dónde están los motores, las ruedas y los espejos de estos móviles policiales seminuevos.

“Invertimos en seguridad y esto es lo que nos devuelven. Autos absolutamente desmantelados, una vergüenza”, evaluó Pablo Pérez de IC, mientras capturaba con su cámara los momentos en que arribaban camionetas y autos este miércoles.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3