Al mediodía de este lunes, se presentó una nota ante la Gobernación bonaerense, el Ministerio de Seguridad, Asuntos Internos y la Cámara de Diputados de la provincia, solicitando que se investigue el patrimonio de los comisarios que pasaron por la Seccional Sexta (1 528 bis y 529) en los últimos 10 años.

Absolutamente convencidos debido a elementos recabados, los vecinos aseguran que la situación en barrios como El Mercadito no está ligada a la pobreza, la marginalidad, si bien es un caldo de cultivo; sino que tiene que ver con la convivencia entre la Policía Bonarense, los altos mandos de la Comisaría Sexta y la instalación progresiva de puntos de venta de drogas.

“Estamos cansados de que se estigmatice a toda la gente humilde y trabajadora que a las 4 de la mañana se acuesta porque viene de hombrear cajones en el Mercado. Y 30 o 40 atorrantes que conviven con la policía utilizando a los jóvenes adictos como soldados están haciendo del barrio una odisea”, expresó Pablo Pérez, dirigente tolosano.

Seguidamente, aseguró: “Hasta que no tengamos una respuesta y los comisarios que pasaron por la seccional no expliquen de qué viven y cómo viven, cuál es su patrimonio, no vamos a parar”.

“Para muestra basta un botón” señaló, citando al comisario Julio Sanz, uno de los involucrados en la ‘causa de los sobres’ con dinero de coimas hallados en la Jefatura Departamental de La Plata en 2016, claramente producto del narcotráfico.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3