En la mañana de este lunes, la vecina de un terreno abandonado en 5 entre 529 y 530 se comunicó con Tolosa Vive para trasmitir el malestar de la cuadra y presentar pruebas del basural y cañaveral en que se convirtió.

La actual dueña Beatriz Rodríguez siempre desoyó el pedido de los vecinos linderos para que cortara el pastizal; sufren el riesgo sanitario a causa del baldío desde hace unos 20 años.

“Primero vivía la mamá de la heredera, como era viejita cortaba el pasto sólo unos pocos metros”, contaba Andrea. Se hicieron varias denuncias a Control Urbano y a Mediación. Como Rodríguez se niega a limpiar el terreno, desde la Municipalidad dijeron que “no se puede hacer nada”.

Ahora la medianera se derrumbó. “Yo tengo un nene de 5 años, no puedo salir al patio porque hay ratas y murciélagos, justo ahora con todo el tema de las rabia; también se llena de hormigas toda la casa”, explicaba la frentista.

El abandono perjudica a todos los residentes cercanos. “Ya no sabemos qué hacer. Se metieron ladrones, los tuve arriba del techo una noche y tuvo que venir la Policía”, cerraba diciendo Andrea con esperanzas de que la publicación impulse a la dueña o las autoridades municipales a solucionar el problema.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3