Las fuertes tormentas y el granizo de este viernes y sábado en la ciudad volvieron a provocar anegamiento en diversas localidades. Tolosa no fue la excepción y el fantasma de la catástrofe del 2013 apesadumbró a los vecinos que se comunicaron con este medio para mostrar lo que estaban padeciendo.

El Arroyo del Gato en plena obra de canalización llegó a tope, a la altura de Riguelet, aunque por el momento no se registraron desbordes.

El temporal que comenzó a las 16:45 del viernes con un pico de 38 milímetros de agua en 10 minutos, continúa su curso y se esperan nuevas precipitaciones por la tarde y noche de este sábado con una máxima de 23° grados.

La Municipalidad informó que de 3.500 bocas de tormenta faltó trabajo de mantenimiento sólo en 225, pero la realidad no mostró esos resultados. A través de Twitter, el ingeniero en Hidráulica y Civil, Claudio Velazco, advirtió que la cantidad de desagües es insuficiente.

En el barrio tolosano conocido como La Favela el agua llegó hasta algunas casas y comercios dejando un panorama desolador. El mismo también se evidenció en la esquina de 1 y 520 imposible de transitar, al igual que 115 bis y 528 o 7 y 526 de acuerdo a lo que fueron informando los vecinos a través de las redes sociales.

La Asamblea de Inundados Tolosa recibió donaciones de productos de limpieza para repartir en zonas afectadas que según los pluviómetros fueron el Casco Urbano, Villa Elisa, Tolosa y San Carlos, donde el viernes cayeron más de 70 mm en menos de una hora. En la mañana de este sábado, según informó la Dirección de Hidrometeorología municipal, el riesgo era leve con alerta amarilla.

(Fotos: redes sociales)


En esta sección

pub1
PUB2
pub3