Vecinos de la Comisaría Sexta ubicada en 1 entre 528 bis y 529 redactaron un comunicado solicitando a las autoridades policiales y municipales que resuelvan a la brevedad la problemática de los autos acumulados en la zona. Este fin de semana, llegaron dos nuevos vehículos quemados.

Según explican, se trata de un problema que lleva años e innumerables acciones con resultados parciales y sin sistematicidad para dar fin a esta situación que genera inconvenientes graves en el barrio de la Estación, donde también reside el concejal oficialista Javier Mor Roig.

La permanencia y estado de abandono de los autos que trae la Policía, inclusive patrulleros convertidos en chatarra, ocasiona suciedad amenazando la salud de la comunidad lindera. 

Se hace imposible la limpieza por parte de la Municipalidad, crece pasto bajo los autos, se concentran roedores, se acumula basura y agua dentro de los vehículos convirtiéndolos en un criadero de mosquitos, entre otras plagas.

Los camiones recolectores de basura no pueden transitar por calle 1 debido al escaso espacio que queda entre los rodados colocados en forma aleatoria sobre las ochavas, por lo cual transitan marcha atrás por calle 529 provocando daños y situaciones de riesgo.

El texto indica que también la delincuencia es una consecuencia grave, ya que los autos son desmantelados, incendiados por grupos de delincuentes, son usados como refugio por estos, un peligro inexplicable estando a metros de la Comisaría.

Caso aparte

Los firmantes aprovecharon la carta para buscar una solución a la inadecuada situación en que se encuentran los detenidos, dado que generan disturbios a cualquier hora del día y la noche. Esto se suma a los gritos de familiares que van a visitarlos y desde calle 529 tratan de comunicarse con ellos.

“Los vecinos tenemos el derecho de vivir en un barrio estéticamente agradable, limpio, con veredas y calles libres para transitar. Por lo cual esperamos a la brevedad una respuesta favorable”, concluye diciendo el documento.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3