La actuación iniciada por la Defensoría del Pueblo de la Nación lleva la carátula 55/18 y se trata del abordaje de una denuncia presentada por Iniciativa Ciudadana acerca de la imposibilidad o los inconvenientes que tienen las personas con discapacidad para abordar el Tren Roca en varias estaciones desde Tolosa hasta City Bell.

“Presentamos pruebas y un relevamiento fotográfico. El caso más emblemático sin dudas es en Tolosa. Una rampa ubicada a unos 200 metros de su entrada principal sobre 528 y 1 sin terminar y el abordaje que se debe realizar subiendo el viejo puente que cruza por sobre las vías”, sostuvo Pablo Pérez de IC.

También el relevamiento arrojó la imposibilidad de una persona con discapacidad e incluso madres con coches para bebés de cruzar sin peligro las vías desde 532 hasta la estación central en 1 y 44.

“Los únicos pasos abordables en sillas de ruedas son los que se deben compartir con vehículos en 1 y 532 o 1 y 538 porque en todo ese tramos que comprende barrio Norte e Hipódromo no hay un solo cruce habilitado. Estamos hablando de 532 a 38 por avenida 1”, agregó el referente institucional.

Este informe también es parte del reclamo de quienes desde hace tiempo vienen bregando por la entrada en soterramiento del tren a la ciudad: “Habilitaron las estaciones sin ningún tipo de recaudo y para nosotros es una esperanza que el defensor del Pueblo intime a la empresa a cuidar el acceso de las personas con discapacidad”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3