La Municipalidad continúa con el programa de descontaminación, compactación y disposición final de vehículos y chatarras, tras remover más de 600 autos abandonados, quemados o desmantelados que estaban en distintos puntos de la ciudad.

La compactación de los vehículos se desarrolla en el Polo Municipal de Seguridad, ubicado en 23 y 527, en el marco de la implementación de la Ley Nacional 26.346. El objetivo es descomprimir los frentes de las comisarías, recuperar diferentes espacios públicos y eliminar los focos de contaminación, problemas de larga data denunciados en varias oportunidades por los vecinos.

Al detectar autos abandonados, los inspectores les colocan una oblea de identificación indicando que “se intima al titular registral o quien cuente con derecho al vehículo a retirar el mismo de la vía pública en el plazo de 15 días corridos, bajo apercibimiento de proceder a su compactación”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3