El pasado viernes, la comunidad educativa delimitada por las calles 115 a 115 bis y 530 a 531 fue víctima de una nueva amenaza de bomba en el turno tarde. El llamado estuvo dirigido a la Escuela de Educación Media N° 5 'Perito Francisco Moreno' pero afectó a todas las instituciones.

Rubén ‘Chuby’ Leguizamón, dirigente del peronismo y vecino tolosano que fue a retirar a su nieto se encontró con este panorama y, luego de que las maestras le comentaran lo ocurrido manifestó su preocupación en diálogo con Tolosa Vive.

El complejo estudiantil comprende dos jardines de infantes, dos escuelas primarias y dos secundarias, estatales y católicas en torno a la parroquia Nuestra Señora del Carmen. Esta vez, la amenaza fue a la Media N°5 mientras que hace algunos días el Colegio del Carmen fue víctima de un hecho similar.

"Esto alarma y asusta a los que somos padres o abuelos. Cuando estuvo amenazado el presidente Mauricio Macri me pareció lógico y justo que se averiguara instantáneamente, y ahora que están en juego los chicos debería ser más rápido aún", declaró Leguizamón.

Se refirió entre otros hechos similares, a un hombre detenido en Mar del Plata durante marzo de este año, acusado de haber realizado en febrero tres amenazas telefónicas a través del número 911. En un lapso de media hora, insultó violentamente al mandatario nacional que vacacionaba en Chapadmalal, afirmando que había puesto una bomba.

Seguidamente, el referente político local expresó: "Yo tuve la suerte de nacer en una Argentina donde los únicos privilegiados eran los niños y los que tenían placidez eran los ancianos".

Este viernes, preguntó "por qué no se unían entre todos los colegios y le pedían una audiencia al ministro de Seguridad, porque dicen que las llamadas llegan al 911, que a su vez le comunica a la policía".

"¿Y si un día un loco pone algo en serio? Porque según el protocolo que instauró el fiscal Álvaro Garganta si no se ve algún bulto raro no es necesario que los chicos salgan del establecimiento", repasó preocupado.

Finalmente consideró que las fuerzas de seguridad  "deben investigar y si pescan a quienes hacen las llamadas tienen que castigarlos con todo el peso de la ley porque están jugando con los chicos y los docentes. Nunca vi algo de esta magnitud".


En esta sección

pub1
PUB2
pub3