En la noche de este jueves, la Comisión creada hace más de dos años para dar impulso al plan de soterramiento del ferrocarril Roca entre la localidad de Ringuelet y la Estación Central de 1 y 44, se reunió en la Biblioteca Popular Mariano Moreno.

Los vecinos y profesionales que integran el equipo de trabajo recibieron al diputado bonaerense de la octava sección, Guillermo Escudero, para ponerlo en conocimiento sobre los avances del proyecto y las presentaciones judiciales que se hicieron al respecto.

Se apuntó a resolver el problema del ingreso a la ciudad que actualmente se encuentra bloqueado por el paso de las vías a nivel que van de 528 hasta la calle 40. Intercambiaron opiniones con el legislador, quien expresó su compromiso de gestionar ante las autoridades municipales, provinciales y nacionales una solución al problema de la inseguridad vial que se vive en la zona desde la implementación del nuevo servicio eléctrico.

 

Con la obra que colocaría la circulación de los trenes en túnel, se modificaría sustancialmente la fluidez del tránsito en la zona, se daría una gran seguridad a los peatones que necesitan trasladarse de un lado a otro de la Avenida 1, y se favorecería a los niños y adolescentes de colegios y clubes del área, que son más de 6500.

 

Los participantes de la reunión recalcaron al diputado Escudero que según estudios hechos por La Fraternidad en el año 2011 los accidentes en las vías de la Avenida 1, tenían el promedio de un accidente por semana, cosa que sucedía con la anterior frecuencia, y lógicamente corren el riesgo de aumentar exponencialmente con la nueva.

 

También se le informó que se puso en conocimiento a autoridades del poder ejecutivo y legislativo, acerca del estudio que revela cómo es más económico realizar la obra de tren en túnel (con la actual tecnología de construcción), que llevar adelante las obras de los bajo niveles que quieren realizar desde el Ministerio de Transporte para los cruces de 1 y 32, 1 y 38 y 1 y 528.

Esto, entendiéndose que de aquella manera se resolvería en forma definitiva el problema de la interferencia de las vías, logrando eliminar todos los cruces, y además, modernizando la ciudad, y devolviéndole la calidad de capital de la provincia de Buenos Aires.

Escudero se llevó una serie de expedientes considerando que la propuesta es favorable e indispensable para la ciudad de La Plata; afirmó que investigará las versiones que indican la presentación de un nuevo proyecto relacionado, e informó que se encuentra trabajando en la temática del tránsito local.

Participaron de la reunión Germán Latorre, Alberto Pieroni, los arquitectos Gustavo Cremaschi, Jorge Lombardi, Enrique Ferrari y los ingenieros Miguel Úngaro, Roberto Vilatela y Carlos Di Gilio.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3