El intendente Julio Garro, autoridades del Instituto de la Vivienda bonaerense y legisladores provinciales, participaron de la última entrega de viviendas en el marco de la relocalización quienes habitaban a la vera del Arroyo del Gato. "Ya son 392 las familias que ahora tienen el techo y los servicios que se merecen", destacó.

El jefe comunal acompañó a 14 familias que este martes recibieron sus nuevas casas en el marco de la última etapa de relocalización. 

La construcción de viviendas se llevó adelante en el marco de las obras hidráulicas estructurales, que incluyen el saneamiento del Arroyo del Gato y los grandes derivadores de 31 y 143.

Según se precisó, las casas cuentan con dos, tres y cuatro dormitorios, redes de cloacas, pluviales, gas, electricidad, agua potable, asfalto y cordón cuneta.

Cabe destacar que las familias estaban en casas provisorias mientras se construían las definitivas hasta que se concretó el traslado de la totalidad de las mismas.

Conjuntamente, el proyecto de urbanización también contempla un comedor comunitario para el barrio, edificios con los niveles educativos, un destacamento policial, un centro de atención primaria, y diversos espacios verdes.

También formaron parte de la entrega el director general de Inmobiliaria y Social del Instituto de la Vivienda, Rubén Opel; los legisladores bonaerenses, Gabriel Monzó y Guillermo Bardón; los secretarios municipales de Obras y Servicios Públicos, Luis Barbier; de Espacios Públicos y Gestión Ambiental, Marcelo Leguizamón; y de Gobierno, Nelson Marino.

 


En esta sección

pub1
PUB2
pub3