El pasado viernes, el delegado municipal Gonzalo Colman prometió la puesta en valor del espacio donde se erige el Monumento a la Madre luego de que la  Asamblea Vecinal de Tolosa le entregara un petitorio, y durante el fin de semana se realizaron los trabajos correspondientes.

El tercer domingo de este mes, como cada año, un grupo de vecinos conmemoró el Día de la Madre al pie de la escultura que diseñó el artista Ramón Peralta en 1962. Pero esta vez, la Comisión Permanente se encontró con un panorama desolador publicado por Tolosa Vive con amplia repercusión en las redes sociales.

En la esquina de 117 y 529, la rambla presentaba signos de abandono. El cantero donde se enmarca la placa recordatoria fue embestido hace varias semanas por un vehículo y continuaba en ruinas. Los bancos se hallaban despintados y rotos, la falta de mantenimiento era evidente.

Por tales motivos, la Comisión vecinal anunció que enviaría una nota a las autoridades municipales, y la Asamblea tomó cartas en el asunto solicitando una reunión con el titular de la Delegación tolosana. Colman asumió la responsabilidad comprometiéndose a enviar una cuadrilla de cooperativistas al rescate de la obra.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3