Consultado por Tolosa Vive sobre el aumento de la inseguridad en esta localidad, problemática que azota y preocupa cada día más a vecinos de los distintos barrios; el dirigente peronista Rubén “Chuby” Leguizamón, comenzó por recordar que recientemente la vivió en carne propia junto a su esposa.

Hace aproximadamente un mes, fueron asaltados por motochorros en la puerta de su casa ubicada en 2 bis 530 y 531, cuando bajaban del auto alrededor de las 21 horas. A él lo golpearon sin robarle nada, a ella la tiraron al suelo y le sacaron la cartera.

En tal marco, primeramente consideró que la delincuencia no sólo se debe al aumento del desempleo que se evidenció en el último semestre, sino también al repliegue de la ayuda social.

Al respecto, explicó como ejemplo que “si los chicos no terminan el secundario o no aprenden a manejar una computadora, el día de mañana en ningún lado les van a dar trabajo”, aludiendo a las consecuencias que esto conlleva.

Por otra parte, el entrevistado remarcó la urgente necesidad de combatir el narcotráfico atacando a los magnates comerciantes y no al consumidor, que en todo caso, requiere más bien asistencia médica.

Tras mencionarse las asambleas que mantuvieron los tolosanos con los delegados municipales de la gestión Cambiemos, Sergio Sarlo (quien renunció al cargo hace poco tiempo) y el actual, Gonzalo Colman; Leguizamón evocó su paso por la Delegación Municipal.

“Lo que le pedía al comisario en aquel entonces, era que saturara la zona para darle tranquilidad a los vecinos. Este año participé de la primera reunión (15 de abril) pero me retiré antes, para no decirle al comisario Daniel Piqué algunas cosas que me hubiese gustado. Al día siguiente, acá en calle 2 (528 a 532) en vez de haber media decena de oficiales, había sólo una pareja” reprochó.

Sostuvo que los agentes de la Policía Local “no tienen la preparación necesaria para encarar la situación de vandalismo que se está dando en la Ciudad. Otro tema es que, hay mucha gente que prefiere no denunciar por miedo a represalias”.

“La Comisaría 6° tiene 400 manzanas para vigilar, porque también agarra gran parte de Ringuelet, y con cuatro patrulleros es imposible. Y la falta de luminarias también es preocupante” argumentó, justamente en el marco de un fuerte reclamo por la iluminación de zonas no comerciales en el localidad.

Hidráulica

Durante la charla –precedida por otra de carácter político, hace unos 15 días–Leguizamón detectó que además de la inseguridad, el segundo gran problema de Tolosa es la falta de obras hidráulicas que mejores la circulación del agua, tras las precipitaciones que se han vuelto cotidianas en el calendario platense.

“Tolosa fue muy castigada (2 de abril de 2013) y después se hizo muy poco. En 528 2 y 2 bis se iba a hacer una Escuela para chicos especiales: como no fue así, porque se venció el plazo de la Ordenanza y el terreno volvió al Municipio, propuse que tranquilamente se podía hacer un reservorio, un aliviador; pero tampoco se hizo”.

Asimismo, opinó que “debido al crecimiento demográfico que ha tenido la Ciudad, es necesaria otra salida del agua hacia el Río de la Plata que podría ser por Diagonal 74, por ejemplo. Sin embargo, ningún gobierno se preocupa por el tema hidráulico hasta que llega el flagelo que lo condena: porque es la obra más cara y la que no se ve”.

Hacia el final de la entrevista, el histórico referente político barrial lamentó que los vecinos también contribuyan al anegamiento, “sacando la basura a la calle, los días de lluvia”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3