Aquellos papás extenuados que gusten de las bellas artes, también tendrán propuestas acordes para terminar las vacaciones renovando energías en la Biblioteca Popular Mariano Moreno (1 528 y 529 #356). Como siempre, la Comisión Permanente de la Tradición La Plata celebrará un Jueves Cultural a puro baile, música, versos y pulpería toda la noche.

Para esta edición del 28 de julio que comenzará a las 20 horas –con entrada libre y gratuita– se realizará un homenaje al payador Víctor Di Santo, y Claudio Agrelo llevará toda la música regional bonaerense. Además, como es costumbre, habrá danzas folclóricas argentinas con el bastonero profesor Osvaldo Olmos.

 

Teatro independiente

Por otra parte, los días viernes y sábado –con entrada a $50– el teatro volverá a inundar la Sala Juan Carlos Laborde. La compañía El Giro Multicultural, que se desarrolla en las instalaciones de la Biblioteca anuncia con entusiasmo la presentación de una nueva obra.

Violetas Desnudas29 de julio, 21 horas– es una adaptación libre de Monólogo de la Puta en el Manocomio, del dramaturgo Darío Fo, con actuación de Iara Hibernon Salerno, dirección de Gustavo Delfino, asistencia técnica e iluminación de Sofía Bugallo, música original e interpretación de Josefina Otero y fotografía de Ailín Díaz.

Esta es la historia de muchas historias. De distintas mujeres, que se muestran en una. Condenada a la locura y su patologización, la protagonista sobrevive gracias a la sororidad con sus compañeras. Violetas Desnudas es un pretexto para mostrar la opresión y violencia que ejercen las instituciones, el sistema de salud y fundamentalmente el patriarcado, sobre nosotras las mujeres.

 

Flores arrancadas a la niebla30 de julio, 20 horas– es del autor argentino exiliado en Ecuador, Arístides Vargas. La obra que interpretarán Yamila Duarte y Lourdes Acevedo “habla de las migraciones, la gente que se vio forzada a salir de su territorio, o que se encuentra dentro pero sin un lugar propio, porque es perseguido”, explicó el director de la agrupación teatral.

Luego, destacó que “las obsesiones de Arístides en su escritura tienen que ver con la memoria, los afectos y esta historia contada desde dos mujeres, es interesante porque siempre es muy original para hablar sobre el universo de lo femenino”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3