Recopilación por Oscar Labadie

En la esquina de 1 y 528 se levanta una vieja casona que data de los tiempos anteriores a la fundación de La Plata. Fue construida alrededor del año 1871. En esta esquina funcionó un bar con pensión llamado La Fonda.

El lugar estaba compuesto por un primer espacio poblado de mesas y sillas; escondido en un rincón se hallaba un reservado donde consumían los grandes estancieros o inversores del ferrocarril.

En la parte de atrás del bar se levantaba una modesta pensión con dos baños compartidos en el patio. De las siete habitaciones que este lugar albergaba, tan sólo dos eran de un nivel más importante, ya que eran de mayor comodidad y poseían baño privado.

 

Una historia muy arraigada señala que en el reservado de La Fonda era común ver al gobernador Juan Manuel de Rosas. Según esta historia, el “Restaurador de la Leyes” hacía un alto en su camino desde Buenos Aires hacia las lomas de la Ensenada para refrescarse y tomarse una copa.

En este solar vivió Eduardo Miche, un suizo originario de Berna que se desempeñaba como mayordomo general de la estancia de Iraola desde 1869 y fue director de las obras de forestación realizadas en el lugar. También se lo recuerda por haber sido quien en 1886 puso la piedra fundacional de la Helvecia Sociedad de Socorros Mutuos, conocida como Casa Suiza.

A solo un día de fundada la ciudad, el 20 de noviembre de 1882, se estableció en este lugar la primera sede de la sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Desde 1959 hasta el presente, la Vinoteca El Changuito le sigue dando vida a esta tradicional esquina, que hace algunos meses fue completamente renovada por artistas urbanos. Estos sellaron su impronta a cielo abierto con estilo tolosano, en el marco del proyecto Avenida de los Colores.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3