Los días 16 y 17 de abril, en la Biblioteca Popular Mariano Moreno (1 528 y 529 N°356) se realizó el 1° Encuentro de Muralismo y Arte Público, enmarcado en el proyecto cultural “Avenida de los Colores” que comenzó a desarrollarse en 2015 sobre calle 1 desde 528 hasta 532 del barrio tolosano.

Los vecinos convirtieron sus paredes en lienzos, para que dibujantes locales y de otros pagos transformaran el espacio público en un museo a cielo abierto, ideal para recorrer en cualquier momento del día.

En agradecimiento al trabajo de la Biblioteca como intermediaria para que el paseo cultural fuese una realidad, el artista Martín Zinclair –quien ya dejó su huella en la esquina de 529– convocado por la institución, se puso al hombro la organización de estas jornadas artísticas.

De 9 a 21 horas, mientras los muralistas embellecían el edificio que viene desde hace tiempo en plan de reforma, se desarrollaron diversas actividades: una varieté de humor a cargo de Mangueres Teatro, la proyección de “Sin etiquetas” un documental realizado por el Colectivo Cultural Otro Viento sobre arte callejero y género, una feria de producciones independientes y música en vivo de la mano de Jack Vacardy, entre otras.

La entrada fue libre y gratuita, hubo bebida y comida a precios populares. Aquellos que deseaban colaborar con los gastos de pintura tuvieron “cajitas solidarias” a disposición. La primera actividad luego de la presentación oficial del evento, fue una recorrida matinal en grupo por las obras de calle 1.

“Fue maravilloso vivenciar el proceso creativo” manifestó el coordinador tras acompañar a más de 20 artistas que intervinieron una decena de paredes, con el gusto de saber que se trató de una causa noble.

Jöachim Pantera, Facu Rodríguez, Tabú, Romina Risueño, Ipmauj Adejo, Agustina Bosco, Nacho Elsorzal Bogino, Soledad Moisas, Carola Bagnato, Chechén, SO y Jota, fueron sólo algunos de los nombres.

“Entendemos que el muralismo es un trabajo, más allá de que nos guste hacerlo; y aunque esta vez fue una movida solidaria, se tuvieron muy en cuenta las necesidades de los artistas, como alojamiento y comida. Que se contemple esto es una batalla cultural que estamos dando y es bueno que se reconozca”, expuso Zinclair.

Finalmente, invitó a que toda la comunidad se acerque a conocer el nuevo Museo de Arte Urbano, anunciando que este fue el primero de muchos encuentros similares para contribuir con el corredor cultural “Avenida de los Colores”.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3