Durante una nochecita más veraniega que primaveral, este sábado los vecinos se dieron cita en una de las canchas del Círculo Cultural Tolosano, donde disfrutaron cerveza artesanal Premium, comida parrillera y música en vivo al aire libre.

(Fotos: cortesía de Daniel Mónaco - CCT)

Desde el atardecer comenzó a llenarse el predio de 115 y 528bis donde sonaron Las Alas de Ícaro, el cantautor Lucas Novoa con un acústico en el que repasó inolvidables temas de Soda Stereo y Gustavo Cerati, más todo el rock de En Órbita.

Seguidamente, las bandas Skanking Club, Los Mojitos y Sin Ensayo se encargaron de hacer bailar al público presente, con trencito incluído.

Niños, jóvenes y adultos manifestaron su satisfacción por atravesar un grato domingo en el barrio, a metros de la mítica Estación, con esperanza de que el evento se repita a lo largo de la temporada más cálida del año.

A cinco meses de asumir la presidencia del Club, Paola Aronovsky se tomó unos minutos para hablar con Tolosa Vive sobre la jornada a beneficio de la subcomisión de Fútbol.

“Hace mucho que no hacíamos eventos como este. Con la recaudación buscamos cambiar los alambrados de las canchas y si podemos, poner paredes alrededor” informó.

“Durante este poco tiempo que estuve, hicimos muchas cosas y el club volvió a cobrar fuerza. Hay muchos socios –menores $30 y mayores $40, incluye acceso a la Biblioteca Popular Mariano Moreno– y disciplinas que atender” aseguró.

Tras anunciar que cada una de ellas –fútbol, básquet, patín, taekwondo y destreza– está preparando su cierre de año, Aronovsky contó que la comisión directiva se tomará un breve descanso para retomar el trabajo antes de que arranquen las actividades deportivas en marzo.

 

Aunque el protagonismo lo tuvieron los organizadores que con mucho esmero se encargaron de cada detalle para hacer brillar la institución; las estrellas de esta noche fueron Madre Tierra, New Castells, Mississippi, Zythum y La Julia, cervecerías platenses que inundaron de sabores el campo de juego.

Mención aparte mereció La Julia, única fábrica tolosana de la velada, que hace dos años partió de un hobby para darse a conocer homenajeando a doña Julia Orsini, vecina del barrio.

“El emprendimiento lleva el nombre de mi abuela, con foto de la abuela de mi mujer” comentó a este medio, Federico Brandariz, tolosano desde la cuna.

Tras explicar que la levadura es el ingrediente que distingue una buena cerveza artesanal de una industrial, detalló sobre su producción: “Nos especializamos en cervezas rojas como la Irish Red que es maltosa, pero también ofrecemos muchas otras variedades, por ejemplo una rubia con miel y una amarga”.

La familia cervecera vende porrones, botellas y barriles tanto en eventos particulares como en bares, pero también alquila choperas y muy pronto tendrá su propio local en Tolosa.

Las vías de contacto para degustar esta mezcla de arte, ciencia y oficio en estado líquido, son el teléfono 221 597-1978 o el mail Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3