Recopilación de Oscar Labadie

-----

Por Marcelo Jesús Arena

No soy un histórico, no tuve esa suerte de haber nacido en una época donde nacía el barrio, pero mi vida, mis alegrías de adolecente, mis tristezas… toda mi nostalgia es de Tolosa.

Nací en Tolosa y ahí viví hasta que me casé en el 98 y me fui a la otra punta de la ciudad, barrio Cementerio. Pero mis raíces, mis amigos aun sin verlos seguido, mis viejos vecinos, mi alma, todo eso está en mi barrio, Tolosa.

Cómo olvidarme de la vagancia, los picados en la Plaza Iraola "de este lado de la vía" , en la 32 o en 28 y 115 bis; merodear en la estación de trenes entre vagones viejos; molestar a los vecinos con esa gran banda de los Cuervo, Benítez, Gómez, Arena, Mendizábal, Merino, Camacho, Marcelli, Rivero, Chaillou, Burgos, Gallina, Marino, Labarthe, Pezza, Albornoz, Lucchini, Luna, Duarte, Pérez, Piazza, Hidalgo, perdón si me falta nombrar a alguno, ¡qué banda!

Las tardes de ocio y la previa en la esquina de 116 y 530, en el quiosco de Curuchet –hoy de Bartolo– meta birra y semillitas hasta cubrir la vereda y salir de joda; los asados en el taller de Semilla Chaillou, en el buffet del Círculo Cultural Tolosano a puro flipper y pool por un poco de alcohol; ir en banda a ver a Los Tolosanos; las horas tratando de aprender a jugar al básquet, de la mano del grande de los grandes Rodo Causa, del viejo Nanni, de Freddy Santa María y del querido Pichi Cerisola.

Y ahora me cae la ficha, ¿que no soy un histórico? ¡Claro que lo soy! yo también formé parte de esa barriada, yo creo haber dejado mi huella, aunque mas no sea en mi casa de 530 entre 116 y 117.

Tengo algo que jamás me podrán quitar, soy tolosano, yo y todos los que forman parte de esto somos Tolosa. Y mis días en el jardín 906, la escuela 79, un paso fugaz por El Carmen y la gloriosa E.E.M. N° 5, ¡por Dios! Tolosa.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3