Recopilación de Oscar Labadie

Por Estela Maris Dalguisio

Cuando falleció su madre, mi papá Adolfo Óscar Dalguisio se vino a los 14 años desde San Antonio de Areco a Tolosa y quedó a cargo de su tío Antonio Dalguisio, dueño de la propiedad ubicada en 1 y 528 bis.

Trabajaron juntos y cuando el tío ya estaba viejito y enfermo, le dijo a mi papá que como siempre trabajó a su lado y lo acompañó, tenía la intención de venderle la casa. Y así lo hizo en 1957.

A partir de ahí fue propiedad de mi padre, y él siempre me decía “lo único que te pido es que no te desprendas nunca de la casa, por la historia que tiene”. Una en ese momento no tomaba mucha conciencia de lo que significaba, pero siempre el pedido de él era el mismo.

Cuando papá ya estaba enfermo, le alquilaba el bar al hermano, y cuando falleció, vino la división de bienes y a mí me tocó esa propiedad así que se le siguió alquilando hasta que nosotros empezamos a utilizarlo, primero como depósito y después decidimos arreglarlo para poner la vinoteca.

Cuando yo era chiquita veía a todas las autoridades de la Escuela Juan Vucetich porque acá se atendía el comedor de la Escuela de Policía, así que era usual ver el local lleno de agentes. Toda la parte de la oficialidad y de las autoridades comía en un sector reservado. El cambio de guardia se apreciaba desde el puente; tocaban el clarinete y hacían el cambio.

Esta casa fue construida en el año 1871 por Eduardo Miche, que vino al país el 7 de enero de 1860, siendo nombrado el 16 de octubre del mismo año mayordomo de la estancia de don Martín Iraola, también dirigió trabajos de forestación como la plantación de eucaliptos de 1 y 528 hasta Ringuelet, y desde avenida 44 a 60.

En el mismo año, Iraola fue impulsado por los acontecimientos a fundar el pueblo de Tolosa. Buenos Aires Capital estaba siendo azotada por la epidemia de la fiebre amarilla lo que provocó la huida de sus habitantes, escapando de una muerte segura. Otro motivo fue la visita de Sarmiento a la Ensenada con la intención de crear el Puerto.

Luego la casa funcionó como el primer hotel que fue el albergue de gobernantes y hombres de negocios que frecuentaban estos parajes con motivo de la inminente fundación de La Plata, haciendo el recorrido de Tolosa a la nueva capital en un tren de vía estrecha.

Alentando las inversiones hacia este próspero proyecto, el 20 de noviembre de 1882 se estableció la primera sucursal del Banco de la Provincia de Buenos Aires, motivo por el cual asistió Julio Argentino Roca a la vera del camino real, actual calle 1, ancha y de tierra con arboledas a sus lados, que fue posta de arrieros, gauchos y parroquianos del lugar.

Al mirar hacia el horizonte se veía un grupo de casas juntas a las que se llamaban Las Mil Casas, usándose como punto de referencia. Fue testigo del crecimiento vertiginoso que acontecía ante el nacimiento de la nueva capital.

La casa también era conocida como La Fonda de los Ingleses debido a que el tendido de las vías férreas estaba a cargo de compañías británicas. La Municipalidad de La Plata la declaró patrimonio arquitectónico e histórico el 24 de agosto de 1999.


En esta sección

pub1
PUB2
pub3