En el marco de los festejos patrios por la Revolución del 25 de Mayo, el barrio tolosano de Las Mil Casas será el tradicional epicentro de la 12° Llamada de Candombe, este sábado desde la esquina de 3 y 522, a partir de las 14 horas.

 

Para esta jornada, la organización tolosana Candombe del 25 convocó a Tambores Tintos, Candombe Calzada, Mwanamke-mbe, Rejunte del Oeste, Kumbambantu, Iyakerere, La Cumparsa, Lonjas de San Telmo, Lunayembe, La Cuerda, Kimba, Aguanile, Oieloo, Afro Raíz, Yumba, Color de León, Guariló, La Chilinga, Kambá Candombe, La Candela, Idilé, La Minga y Lonjas 932.

Desde diversos puntos de todo el país, las comparsas concentrarán en el Club Villa Rivera para brindar uno de los espectáculos familiares más esperados por los vecinos, que se instalarán pasado el mediodía para disfrutar una colorida tarde, con mate de por medio.

En esta edición habrá radio abierta, música en vivo, obras de títeres, además de la creación abierta y colectiva de un mural, que quedará inmortalizado para el barrio.

El Candombe y la Revolución de Mayo

La Revolución de Mayo de 1810 no se hubiese convertido en símbolo de nuestra libertad sin el trabajo de hombres y mujeres que no figuran en los libros de historia y tampoco se nombran en las aulas, como la entrega y sacrificio de aborígenes americanos y de negros arrancados del corazón africano para ser explotados en una tierra ajena, y a una causa libertaria que no los tenía en cuenta como hombres.

Vinculado con fuerza al ritual celebratorio, pero también al religioso e incluso al funerario, el candombe fue tachado algunas veces de danza lujuriosa, salvaje y con potencial subversivo.

La música servía para mantener viva la llama de la tradición y de la libertad arrebatada a los negros del virreinato, y el candombe era entonces una luz que con su voz mantenía viva la lucha de los oprimidos.

El candombe es supervivencia del acervo ancestral africano de raíz Bantú traído por los negros llegados al Río de la Plata. El término, es genérico para todos los bailes de negros: sinónimo pues, de danza negra, evocación del ritual de la raza.

Su espíritu musical contagia las añoranzas de los desafortunados esclavos, que de golpe se vieron transplantados a América del Sur, para ser vendidos y sometidos a duros trabajos. Eran almas doloridas, guardando incurables nostalgias del solar nativo.

En época de colonia, los africanos recién llegados llamaban a sus tambores con el nombre de tangó. Con este vocablo también llamaban al lugar donde los negros realizaban sus danzas candomberas, las cuales además eran denominadas con este término.

Con la palabra Tangó se designaba el lugar, el instrumento y por extensión el baile de los negros. (huracandecultura.blogspot.com.ar)

 


En esta sección

pub1
PUB2
pub3