Este domingo al mediodía, la Comisión Permanente del Monumento a la Madre ubicado en 117 y 529 expresó su malestar ante el abandono de la rambla donde se emplaza la famosa obra del escultor Ramón Peralta, que conmemora cada año.

En diálogo con Tolosa Vive, los vecinos señalaron la falta de limpieza y mantenimiento de un punto histórico para la localidad. Los asientos se hallaban despintados y rotos; el cantero que enmarca la placa recordatoria seguía destruido desde que fue embestido por un vehículo hace tiempo.

Tras los intentos fallidos de comunicarse con el delegado municipal Gonzalo Colman, acordaron enviar una nota a la Secretaría de Espacios Públicos que dirige el tolosano Marcelo ‘Chubito’ Leguizamón, con copia al intendente Julio Garro.

Mientras tanto conformaron una Cooperadora para juntar unos 50 pesos mensuales por cada persona que quiera contribuir con la puesta a punto de la pieza artística que es única en la ciudad.

Finalmente, expresaron su deseo de que los jóvenes del barrio se sumen a la tarea de proteger la escultura inaugurada en 1962, manteniendo el legado.

 


En esta sección

pub1
PUB2
pub3